10 mejores consejos para crear un huerto familiar

Huertos y Cultivos cuenta con el apoyo de su audiencia. Cuando compras a través de enlaces en nuestro sitio, podemos ganar una comisión de afiliado sin costo adicional para ti. Como Asociado de Amazon, ganamos con las compras calificadas. Aprende más


¿Qué es un
 huerto familiar y su importancia?

Si está buscando mantener su consumo de verduras lo más orgánico posible, así como ahorrar algo de dinero en su compra semanal, la solución es instalar un huerto familiar, especialmente para aquellos que aman pasar tiempo al aire libre. 

¿Cómo hacer un huerto familiar con poco espacio?

Aquí está nuestra guía sobre cómo hacer un huerto familiar perfecto.


1. Considere el espacio disponible

No se necesita tanto espacio como podría pensar. Es perfectamente posible cultivar verduras en contenedores en el patio, en camas elevadas o en un huerto de tan solo tres pies cuadrados. Si tiene mucho espacio para trabajar, por supuesto, entonces ‘cultivar su propio mundo’ es su ostra.


2. Elija la ubicación correcta

Para obtener los mejores resultados, deberá elegir un lugar luminoso y aireado que reciba mucho sol durante el día y no se vea ensombrecido por plantas más altas. Prácticamente todos los tipos de vegetales comunes que se cultivan en casa adoran el sol y no querrán nada más que absorber tanto como puedan. Sin embargo, también debe asegurarse de que su parcela tenga algo de refugio; no quiere que esté demasiado expuesta, de lo contrario, el viento y los elementos en general pueden causar bastante daño. Un cortavientos decente es una forma fácil de combatir un sitio que está un poco expuesto a los elementos.


3. Prepare su parche

Lo primero es lo primero, deberá revisar su parche a fondo para romper el suelo y deshacerse de las malezas restantes. Debe excavar hasta al menos una profundidad de pala, y un poco más si es posible. Tómese el tiempo para eliminar las raíces o los tallos de las malezas para que no puedan volver a crecer y eliminar tantas piedras del suelo como sea posible.


Consejo: Solo prepara el terreno que planeas plantar.


4. Prepara tu suelo




El suelo es probablemente el factor más importante a la hora de montar un huerto. El mejor suelo para cultivar hortalizas incluirá una amplia gama de abono y materia orgánica en general. La buena materia puede incluir cosas como hojas compostadas o corteza envejecida triturada, pero sea lo que sea que use, asegúrese de haber incorporado lo suficiente para evitar que el suelo se compacte o se vuelva arenoso. Una buena mezcla debe unirse mientras la aprietas, pero se romperá con la suficiente facilidad cuando se mueva. Este equilibrio significa que el agua se retendrá, pero no ahogará el suelo.


5. Organizar bien las plantas

Una vez que haya planeado el espacio, es importante organizar las plantas con cuidado. Planificar su espacio con anticipación puede ayudarlo a que sea más eficiente. En lugar de plantar en hileras o patrones cuadrados, considere escalonar las plantas plantando en triángulos. Al hacer esto, puede colocar entre un 10 y un 14 por ciento más de plantas en cada cama. Evite plantar demasiado juntas, algunas plantas no crecerán bien si están superpobladas.


6. Analice la plantación complementaria

Algunas familias de hortalizas crecen particularmente bien cuando se plantan juntas en la misma cama. Por ejemplo, a las verduras de la familia de las coles les gusta plantar remolachas y a los miembros de la familia de las verduras de hoja verde. Algunas hierbas también pueden ayudar a disuadir a las plagas y otras ayudan a mejorar la resistencia a las enfermedades.


7. Incluya productores verticales

Si tiene una cantidad limitada de espacio disponible, entonces tiene mucho sentido incluir algunas plantas de crecimiento vertical como tomates, frijoles, guisantes y pepinos. Además de ahorrar espacio, los cultivadores verticales son menos susceptibles a los problemas de hongos y, por lo tanto, son más fáciles de monitorear: será más claro cuando estén listos para la cosecha. Si su cama está junto a la cerca, puede usar enrejados para ayudar a promover el crecimiento.


8. Utilice macetas para una siembra flexible.

Si el tamaño de su jardín restringe un poco su imaginación, recuerde que siempre existe la opción de tener algunas macetas para cultivar verduras en el patio (o incluso en el interior). Algunas plantas y hierbas preferirán estar en interiores; la albahaca es un ejemplo perfecto. Las plántulas más tiernas también pueden beneficiarse de un poco de tiempo en el interior, especialmente durante el comienzo del verano.


9. Controle las plagas con precaución

Desafortunadamente, las plagas son en gran medida inevitables en cualquier huerto. Sin embargo, no es necesario rociarlos inmediatamente con pesticidas, solo alrededor del 3% de los insectos del jardín son legítimamente dañinos. Siempre que sea posible, evite el uso de pesticidas brutales (recuerde, a las plantas tampoco les gustan). Solo aplique pesticidas a primera hora de la mañana cuando los polinizadores y los insectos beneficiosos estén menos activos y, si es posible, use un pesticida orgánico. Los pesticidas también matarán a los insectos buenos, así que no los ataque con demasiada fuerza.


10. Fertilice adecuadamente

Si bien el fertilizante puede ser muy beneficioso en ciertas situaciones, exagerar (especialmente si se basa en nitrógeno) en los primeros meses puede significar una cosecha más baja. Incluso si la vegetación puede ser un poco más exuberante, la cantidad que coseche en la época de la cosecha podría verse afectada negativamente. En cambio, confíe en un buen abono orgánico.

by notcutts


Artículos para huertos en casa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.